Los retos de la agricultura

La Denominación de Origen Estepa inauguró el 29 de Enero de 2014 la II Cátedra de Olivicultura “José Humanes”, que contó con la conferencia magistral “Los retos de la agricultura” a cargo de D. Jaime Lamo de Espinosa, Ministro de Agricultura en el gobierno de Adolfo Suárez desde febrero de 1978 hasta el mismo mes de 1981, entre otros puestos de responsabilidad.

Jaime Lamo de Espinosa, que atrajo a numerosas personas al salón de actos de Oleoestepa, detalló los aspectos más destacados que tiene que afrontar la agricultura española para aumentar su competitividad.


retos de la agricultura

Para el ex-ministro, “uno de los factores más preocupantes para la agricultura española es que los consumos intermedios (energía, fertilizante y piensos,…) vienen siempre creciendo más rápido que el valor de las producciones y elementos como los fertilizantes como energía se han disparado de precio hasta límites insospechados, hasta convertir por ejemplo a las federaciones de regantes en el segundo mayor consumidor de energía de España”.

Para Jaime Lamo de Espinosa, una parte del coste de la energía que se paga no tiene demasiado sentido y cree que “desde el mundo agrario se debería empezar a protagonizar una cierta rebeldía frente al coste de la energía, ya que hay parte que debería ir al presupuesto y no a la factura”.

Según Lamo de Espinosa, el segundo dato que demuestra que tenemos una agricultura que se comporta a veces de forma atípica es que al medir la renta agraria bruta, por unidad de trabajo/año, en 2013 la renta agraria es similar a la del 2007 y más o menos igual que 2001 y 2004 e incluso inferior a 2009,2010 y 2012, algo que conviene estudiar y replantearse.

Para Jaime Lamo de Espinosa, el éxito de la negociación de la PAC ha sido un éxito del ministro Arias Cañete, ya que lo que se estaba proponiendo anteriormente “era estremecedor”.

El ex-ministro afirmó que “lo ideal para el agricultor es conseguir que se mantengan unos precios altos independientemente de si la campaña de producción es más o menos alta, algo que solo se puede conseguir si la demanda hace crecer los consumos a mayor velocidad, y como en España los consumos no van a crecer a mayor velocidad tenemos que plantearnos muy seriamente toda la política exterior. Hoy nuestros mercados son los mercados exteriores, como Brasil, Japón, China, Rusia,…”

Jaime Lamo de Espinosa habló de la necesidad de agrupar la oferta productiva, abandonar localismos y unirse por lo que importa más, unirse frente a la demanda, que está muy concentrada frente a la división de la oferta. Para el ex-ministro es preciso también insistir en que tiene que abrirse la posibilidad de pactos de precios entre proveedores e industria, algo que actualmente está vetado por la Comisión Nacional y Disposiciones sobre Competencia que derivan de leyes europeas, y afirmó que la agricultura está equivocadamente metida ahí porque el origen de estas leyes era defender a “muchos, los consumidores, ante las condiciones pactadas de unos pocos”, y a la agricultura ahora mismo debería permitírsele que se pactaran precios entre los muchos agricultores frente a la industria, y a ésta, pactar precios frente a la distribución que son pocos y poderosos. Según Lamo de Espinosa, este tipo de cuestiones deberían empezar a plantearse en Europa.

Para Jaime Lamo de Espinosa, “el agricultor sufre una doble presión inversa, que es la presión sobre el precio a la baja que le ejerce la industria y la distribución, y la presión que le ejercen sus proveedores (energía, fertilizantes, maquinaria agrícola…) con precios al alza, que provoca una compresión de los márgenes de beneficio y la rentabilidad de los agricultores.”

El exministro afirmó que el aceite de oliva virgen extra de Estepa tienes unas calidades fuera de serie, y que el “virgen extra” debería convertirse en un producto de nicho que le lleve a ser valorado como merece. Para Lamo de Espinosa el consumo de aceite de oliva va a ir a más, y se debe producir una separación clara entre aceites de alta calidad como el de Estepa y otros aceites que cumplen su papel pero que no pueden equipararse en calidad.

Tras la conferencia ofrecida por D. Jaime Lamo de Espinosa se llevó a cabo la presentación de la reedición del libro “El aceite italiano”, una obra escrita por D. José María Lamo de Espinosa y de la Cárcel cuando era Cónsul en Nápoles y publicada en 1923 por el Centro de Información Comercial de Ministerio del Estado.

De esta forma finalizó la jornada inaugural de la “II Cátedra de Olivicultura José Humanes”, durante la que la Denominación de Origen Estepa llevará a las localidades de su territorio amparado a prestigiosos profesionales que ofrecerán diferentes conferencias relacionadas con el mundo de la olivicultura.

¿Tienes alguna duda?  Estamos a tu disposición

No pierdas la oportunidad de conocer todas las tendencias de la olivicultura